Baniz Lasur, Decoración de Interiores, Tecnología Droptec

¿Qué es el Lasur y qué lo diferencia del barniz?

El lasur es un producto para tratar madera ideal para su uso en exteriores. Está compuesto de resinas superflexibles, lo que le permite adaptarse sin ningún tipo de problemas a los cambios que la climatología produce en la madera. Gracias a esta cualidad es perfecto para tatar maderas que están expuestas a cambios medioambientales y climatológicos grandes.

El Lasur es un recubrimiento y protección de elevada resistencia, es especial para maderas expuestas en el exterior, tales como viviendas de madera, muebles de jardín, barandillas, puertas, ventanas, marcos, suelos y todas aquellas superficies de madera que estén expuestas a la intemperie.

A deferencia del barniz, el Lasur no forma una película, sino que la capa aplicada es porosa, por lo que permite respirar a la madera evitando los típicos desconchados o descascarillados del barniz, siempre y cuando sea aplicado correctamente. Además, al tener menos densidad y por poseer menos partículas sólidas, penetra en las fibras protegiendo la madera en profundidad.

Poro otro lado y de la misma forma que el barniz, destaca las vetas de la madera haciendo resaltar su atractivo, con un acabado satinado o brillante, así como con diferentes tonalidades de color. Por lo general, el Lasur contiene aditivos de base acuosa que aumentan su resistencia a los rayos UV, también fungicidas e insecticidas útiles contra hongos generados por la humedad y las termitas.

El lasur no forma capa sobre la madera, sino que penetra en ella a través del poro, contrariamente al barniz. De esta forma conseguimos una acabado que deja el poro abierto, regula la humedad y facilita la salida al exterior del vapor de agua.

Es un producto mucho mas apropiado para exteriores que el barniz, ya que este se cuartea con el paso del tiempo debido a la actividad química que se produce en la madera, tanto interna como externamente. A pesar de tratarse de un producto de base acuosa ofrece mayor resistencia en maderas de exterior que el barniz.

Su utilización no se limita únicamente a la madera. Debido a sus propiedades de penetración en materiales a través del poro es válido también para otros materiales porosos como el barro, la piedra y el cemento u hormigón.

Proporciona un acabado ceroso que va mucho mas allá que los aceites de exterior. Además proporciona un abanico de posibilidades muy amplio gracias a que se puede obtener en diferentes colores y acabados (brillante, satinado y mate).

Consejos de aplicación del Lasur

Humedad. Si la madera es nueva, se recomienda que la humedad no sobrepase el 18-20%, para asegurarnos que la madera no se raja. Este nivel de humedad es muy superior que permite el barniz, lo que nos permite trabajar con maderas mucho mas jóvenes que con éste. Esto lo permite el equilibrio hídrico que permite el lasur gracias a que deja el poro abierto y la madera puede “respirar”.

Al contrario de lo que se cree de forma generalizada, la mejor opción para maderas tropicales no es el aceite, lo que no quiere decir que no sea una opción aceptable. Pero la aplicación de lasures nos permite conseguir un acabado mejor y mucho mas durable, consiguiendo alargar la belleza de estas maderas.

Si la superficie a trata va a estar expuesta a sol directo de forma continua debemos asegurarnos de aplicar lasures que protejan de la radiación UV (ultravioleta). Los lasures con color amplían las propiedades de resistencia UV de la madera.

También podemos aplicarlo en barcos y otras embarcaciones siempre y cuando la zona donde se aplique no este en contacto permanente con el agua.

Además se trata de un producto muy apropiado para proteger maderas que estén cerca del mar, como en una casa en la playa. Gracias a la flexibilidad de las resinas que lo componen hará que la madera sea mas resistente a la acción constante del viento, el sol y la erosión de las partículas de sal y arena. No obstante, no debemos olvidad que precisamente por la acción de la erosión producida por las partículas de arena y sal en movimiento tendremos que acortar un poco los ciclos de mantenimiento. Aun teniendo esto en cuenta, se trata de un producto muy apropiado para estas situaciones.

¿Cómo aplicar Lasur en maderas?

El Lasur debe aplicarse en maderas limpias, sin que se haya aplicado previamente barniz o cualquier otra pintura. La superficie debe estar limpia, seca, libre de polvo, grasa, humedad y hongos. Se aconseja lijar suavemente en el sentido de las vetas y, una vez que tengamos limpia la superficie se procedería a la aplicación de la primera mano. El Lasur puede diluirse y puede aplicarse con pincel, rodillo de espuma o a pistola.

Las siguientes manos se aplicarían sin diluir, para conseguir la consistencia original del producto. Serán necesarias dos o tres manos más, dependiendo de la absorción de la madera que estemos tratando.

En maderas que contengan manos previas de barniz o pintura es necesario quitar completamente el material antiguo con un decapante de pintura y posteriormente lavar, secar y lijar. Solo debemos aplicar el Lasur una vez que esté seca la madera. En cambio si la mano anterior es Lasur, solo basta con una suave lijada y limpieza como tratamiento de la madera.

Artículos Relacionados